3 Tips para Líderes: Cómo mejorar la retroalimentación

¿Cuándo fue la última vez que diste una retroalimentación constructiva a uno de tus empleados? ¿Sientes que tus palabras fueron lo suficientemente motivadoras? ¿Esa persona ha cambiado su comportamiento después de haberte escuchado?

Esta es una de las mayores responsabilidades como líder. Debes dar a conocer a tus empleados sus fortalezas y sus debilidades para que sea mejor en lo que hacen. Es una responsabilidad con mucha precisión.

  • Cuando debes dar crédito por un trabajo bien hecho, no querrás que la retroalimentación lleve al empleado a una extrema autoconfianza o arrogancia.
  • Cuando la crítica está sobre la mesa, debes tener cuidado de cómo lo expresas.
  • En vez de hacer una mala retroalimentación, debes inspirarlos a ser mejor.

¿Dónde está el balance? ¿Cómo puedes mejorar la retroalimentación que das?

Puedes probar estas 3 cosas:

  1. Ten claridad con tu propósito. ¿Cuál es la razón de la retroalimentación que estás dando?

Invitas a un empleado a tu oficina. Pueden venir a tu oficina con una sonrisa, pero sabes que está tenso. El empleado no sabe que esperar, así que su nivel de estrés cada vez es más alto a medida que vas hablando y haciendo una larga introducción.

En vez de hacer una introducción de esta manera: “Así que, de acuerdo al último proyecto que hicimos…estabas encargado de las relaciones publicas y tu responsabilidad abarcaba mercadeo y manejo de redes sociales.” Alto!! Ellos saben cuáles fueron sus responsabilidades y saben que hicieron. Así que empieza por algo como esto: “Te llamé para que hablemos del trabajo que hiciste en este proyecto. El punto de esta reunión es para que ambos hablemos y entendamos las fortalezas y debilidades, y mejorar para un proyecto futuro”.

Se claro en la meta de la retroalimentación, y siempre menciónalo desde el principio.

Siempre se trata de traer cambios y mejoras en el comportamiento del empleado o colaborador.

  1. Escúchalos

¿Qué es lo peor que puedes esperar de un empleado que recibe retroalimentación? Una actitud defensiva, las personas evalúan su propio trabajo. Si haces críticas, trataran de defenderse. La persona tratará de explicar su punto de vista, o van a actuar como si te estuvieran escuchando, pero lo que si podrás ver es su cara de molestia o enojo.

Si tu empleado tiene algo que decirte, escúchalos! Talvez la situación es diferente de cómo lo percibiste.  Talvez esta persona sentada delante de ti no era responsable en su totalidad por el error cometido. Talvez tuvo buenas intenciones, así que ambos, tanto tu como el tendrán que descubrir que estuvo mal.

Si tu empleado no está hablando, pero puedes notar una actitud defensiva en su rostro, pregunta: ¿Estás de acuerdo con que podemos hacer esto de una manera diferente? ¿Crees que mi sugerencia es válida? ¿Qué tu sugieres como solución?

Recuerda: La retroalimentación no es una presentación de opiniones de una sola vía, tiene que venir en forma de una conversación.

  1. El tiempo lo es todo!

“No me gusta el trabajo que hiciste en el proyecto”, “Cometiste el mismo error de la vez pasada”.

¿Porque le hiciste el comentario de: “La última vez”? Recuerda: mientras más rápido sea la retroalimentación, es mejor para todos. Antes que todo, a tus empleados no les gusta esperar días u horas para saber qué piensas tú de ellos.  Hacer una retroalimentación prematura es un gran problema que conduce a un liderazgo ineficiente.

Retroalimenta lo más seguido que puedas, no tienes que invitar a tus empleados a oficina cada vez que vayas a dar alguna retroalimentación corta, usa palabras claras que te ayuden a afirmar, hacer críticas o dar directrices.

Cuando valoras su desempeño de manera continua, harán un mejor trabajo.

Una retroalimentación clara y oportuna deja espacio para una conversación de doble via,   -esa es la receta para el éxito-.

Aquí te comparto los puntos más importantes para tomar en cuenta:

  • Da una retroalimentación muy específica y siempre explica por qué el empleado necesita hacer cambios en su comportamiento. La Meta es, claridad!!
  • Escucha su opinión. Si el empleado no está de acuerdo con tu retroalimentación, escúchalos.
  • Tu retroalimentación debe estar bien apegada a su comportamiento.
  • Tiene más poder cuando haces la retroalimentación lo antes posible.

¿Estás listo para dar tu retroalimentación a alguien hoy?

Escrito por: Julie Petersen – Invitado

Julie Petersen es
una bloggera que tiene experiencia con las últimas tendencias educativas y de carrera. Trabaja como escritora en Ninja Essay Writing Service. En su tiempo libre, Julie también está trabajando en su blog educativo,Ask Petersen best writing companies reviews, donde  da recomendaciones sobre universidades y otros intereses para universitarios.

Traducido por: Zoila Hernández – Marketing Project Management – TTI Success Insights Republica Dominicana y Puerto Rico.

Certifícate