Cómo lograr Equipos de Trabajo saludables, productivos y eficientes?

Los equipos de trabajo, anatómicamente hablando, funcionan como los diferentes sistemas dentro del cuerpo humano. Cada persona es un órgano, y gracias al trabajo en equipo, nos mantenemos vivos. Lo mismo ocurre en las empresas, con la diferencia y la desventaja de que no todos sus órganos encajan a la perfección.

Cada persona es única, así como sus talentos,  estilos de conducta y motivadores. De allí que muchas veces funcionemos mejor con algunas personas, tengamos discrepancias con otros y seamos indiferentes a otros.

El comportamiento de una persona es lo que podemos ver a simple vista, porque se refiere a cómo actúa esa persona y cómo se comunica. Sus motivadores son un poco más difíciles de detectar a simple vista, y nos explican por qué esa persona hace lo que hace. Es su motor interior, el muelle que le impulsa y le hace sentir feliz cuando realiza aquello que le apasiona.

Y dado a que todos somos humanos, es muy difícil analizar a los diferentes miembros de un equipo de manera objetiva. Ver en qué fallamos, qué debemos mejorar, cuáles son nuestras fortalezas, debilidades y talentos puede ser el secreto de la eficacia y productividad de los equipos de trabajo.

A simple vista, podemos saber si existen conflictos dentro de los equipos de trabajo en las empresas. En otras ocasiones, es más difícil detectarlos. Lo que sí es imprescindible, es conocer el origen de esos problemas para poder solucionarlos.

Los equipos más efectivos son aquellos en los que sus miembros tienen un elevado conocimiento y comprensión de sí mismos así como de los demás. Lograr ese conocimiento es posible mediante las evaluaciones de TTI Success Insights. Estas evaluaciones permiten conocer el estilo Conductual de cada persona, así como de sus motivadores, y lo más importante, permiten combinarlas en un informe de equipo de trabajo.

Esto permite  identificar a cada uno de los miembros del equipo, sus Talentos, sus fortalezas, lo que aportan al equipo, sus motivadores y su estilo de comunicación. Pero lo más importante, es que también permite definir:

  • Cuáles son las necesidades potenciales del equipo, refiriéndose específicamente a las carencias que puede sufrir el equipo por no contar con estilos de comportamientos o motivadores específicos.
  • Cuáles son los obstáculos más comunes que pueden existir en la interacción entre los diferentes estilos de comportamiento o motivadores.
  • Qué adaptación será necesaria realizar entre los miembros del equipo para comunicarse de manera efectiva.
  • Posibles conflictos  y afinidades entre sus miembros.

Como podemos ver en la gráfica de ejemplo presentada a continuación, el informe nos muestra con precisión y claridad el resultado de contar con miembros de diferentes estilos conductuales o motivadores en el equipo.

Cómo lograr Equipos de Trabajo saludables, productivos y eficientes?

Lo más importante de toda esta información es que a través de ella se pueden trabajar las diferencias, valorar el aporte único y específico de cada uno de los miembros del equipo y lograr equipos altamente eficaces en términos de aprovechamiento del Talento individual, la inclusión y la cohesión.

Cuando los equipos de trabajo funcionan eficientemente, la empresa puede “digerir” necesidades y plantear soluciones, “respirar” con tranquilidad para trabajar con armonía y “reproducir” beneficios tanto para sus empleados como para la sociedad.

Si desea más información sobre los informes de equipo o de los aplicativos para el desarrollo de equipos, no dudes en contactarnos [email protected]

Escrito por:
Ruth Lehmann V.
TTI Success Insights España

Certifícate