Estimule su cerebro: 5 recomendaciones para el cerebro que contribuyen al éxito en su trabajo

Existe un órgano en el cuerpo que dicta muchos de nuestros comportamientos y posibilidades de alcanzar el éxito en el trabajo. Las actividades de este órgano ocurren en un nivel del cual ni siquiera estamos conscientes. Este órgano es nuestro cerebro. Frases como “¡Usa tu cerebro!” o “¡Piensa desde otro punto de vista!” son utilizadas regularmente en los lugares de trabajo día a día, y nos llevan a asumir que nuestro cerebro va a funcionar exactamente como queremos, cuando queremos, independientemente de cómo lo tratamos. Existen  pasos concretos que, como individuos y como empresas, podemos realizar para optimizar las funciones del cerebro.

Cinco factores que pueden estimular el desempeño de tu cerebro cuando se ejecutan correctamente:

  • Stress
  • Ejercicio
  • Nutrición
  • Sueño
  • Entorno

Los más recientes resultados en el campo neurológico nos dicen qué necesitamos para hacer frente a estos cinco factores para atender eficazmente y aumentar el rendimiento de nuestro cerebro, en todos los sentidos. (S.E.N.S.E)

Stress

El Stress encabeza la lista cuando viene unido a la productividad. Las hormonas del estrés afectan directamente la corteza prefrontal, la parte del cerebro que controla las funciones ejecutivas. La consecuencia de ello es la reducción de la memoria de trabajo y, por desgracia la disminución de capacidad para tomar decisiones.

Reducir el stress innecesario es un logro para cualquier ambiente laboral. Como científico y director del Centro de Aprendizaje Organizacional del “MIT Sloan School of Management” Peter Senge señala que el estrés puede ser comparado a una banda de goma estirada entre las manos. Cierta tensión en la banda incide favorablemente en la obtención de resultados y el enfoque, pero demasiada tensión produce la rotura de banda de goma.

1º Recomendación: No se pierda su beso de buenos días. Comience el día besando a aquellos a quienes le importa o dando abrazos extras a sus hijos. Sólo el acto de cuidar o dar cariño reduce los niveles de cortisol y aumenta los niveles de oxitocina. Tómese un breve descanso luego de la comida para relajarse. De un pequeño paseo por lo menos una vez al día durante la jornada de trabajo y tome conciencia de de las cosas simples que le rodean… el paisaje, el clima y los sonidos.

Ejercicio

El cerebro requiere BDNF (por su siglas en inglés: Brain Derived Neurotrophic Factor), o Factor Neurotrófico Derivado del Cerebro, a veces referido como Miracle-Gro ®. Este factor se produce después del ejercicio y mejora el humor y la memoria, reduce el estrés, la depresión y la ansiedad.

BDNF también contribuye en el crecimiento de nuevas neuronas, aumenta el habilidad para el aprendizaje, incrementa la autoestima, mejora la apariencia personal, el control sobre la dieta, por sólo nombrar algunos de sus aportes.

2º Recomendación: Más allá de que la empresa ofrezca un gimnasio, los lugares de trabajo que utilizan los escritorios de pie, sillas de bolas o de clubes de caminatas durante las horas de trabajo, ayudan a producir BDNF y maximizar la función cerebral.

Nutrición

Su celebro utiliza como mucho, el 20% de su ingesta diaria de calorías, pero la calidad de su alimentación es más importante que la cantidad. Para optimizar el funcionamiento de su cerebro, usted necesita por lo menos una porción de 8 gramos de proteínas para comenzar el día.

3º Recomendación: A la hora de desayunar, procure evitar las frituras, demasiados carbohidratos y comidas ricas en azúcar, ya que producen altas y bajas, produciendo un shock mental a media mañana, empleados malhumorados y mayores desacuerdos.

Mantenga la cocina o el comedor de sus empleados con alimentos bajos en azúcar, bajos en cafeína y ricos en meriendas recomendables para el cerebro como: arándanos, naranjas, aguacates, uvas, fresas, moras, y kiwis. También son recomendables alimentos ricos en proteínas como yogurt, cacahuetes, almendras.

Sueño

De acuerdo a la investigación del American Time, realizada por la Oficina  Estadística Laboral, 85% de los adultos trabajadores tienen un descanso adecuado, pero los patrones de sueño aún siguen siendo motivos de preocupación. Durante el sueño, la gente transcurre por ciclos de 90 minutos de duración que va de los estados conscientes, al descanso.  Pero ¿sabía usted que estos mismos ciclos siguen, en menor medida, durante todo el día? Estos ciclos crean variaciones en su capacidad de atención y afectan directamente su capacidad para tomar decisiones.

Para la mayoría, el período de baja atención más evidente, se produce a media tarde, cuando su cuerpo sólo quiere tomar una siesta.

4º Recomendación: No convoque reuniones importantes después de las 15 horas.  Promueva recesos de 15 minutos en las reuniones de trabajo vespertinas para estimular y activar a los equipos de trabajo.

Entorno Laboral

Según las últimas investigaciones, durante el primer minuto y medio en un nuevo ambiente de trabajo, inconscientemente, el cerebro decide cómo será su interacción en ese espacio.

Así que la motivación en el entorno de trabajo no debe realizarse al final de las actividades sino que debe ser considerada al principio y ante todo. Desde el color de las paredes hasta el decorado, la iluminación y hasta los aromas, pueden estimular su actividad cerebral.

5º Recomendación: Cambie regularmente las fotos de su escritorio o coloque una vela aromática en el trabajo. Cambie la imagen del escritorio de su ordenador tan a menudo como cepilla sus dientes. Recuerde, esto es parte de un régimen saludable para su cerebro.

Estos cinco factores relativos a nuestro cerebro influyen más en nuestra productividad que muchas de nuestras actuaciones. No permita que el incumplimiento de uno de ellos afecte la habilidad para concentrarse, crear, ejecutar y alcanzar el éxito, tanto el suyo, como el de sus quipos de trabajo.

Bill J. Bonnstetter / VP Senior de Investigación y Desarrollo TTI Success Insights 

Traducido por:

Ruth Lehmann V.
Responsable de Marketing y Comunicación
TTI Success Insights España

Certifícate