¿Por qué hay gente que es feliz a pesar de tener el peor trabajo del mundo?

Muchas veces escucho a personas exclamar: “yo no podría trabajar allí”. Y es que no pueden explicarse cómo personas que tienen ciertos oficios, tareas o cargos en las empresas, pueden levantarse al día siguiente con ánimos de ir a trabajar.

Algunos de los ejemplos a los que me refiero son los trabajadores que recogen la basura para llevarla a los vertederos, o a un enfermero de la UCI o inclusive, a una educadora en un centro de acogida. Para otros parecerá un infierno estar metido en una oficina llevando un traje, e inclusive tener que trabajar viajando constantemente.

La explicación está en sus talentos. Esa combinación de pasiones, comportamientos, inteligencia emocional, competencias y valores que les hace únicos e irrepetibles.

Esas personas de manera consciente o no, están haciendo lo que les gusta y les hace feliz. En contraposición, muchas otras personas son infelices en sus puestos de trabajo, y en muchos casos se debe a que están allí porque ni siquiera saben dónde les gustaría estar. Tanto es así, que 2 de cada 3 personas desconocen sus competencias. Ni hablar de sus otros talentos.

Todas las personas tienen talentos pero al no saber cuáles son, muy pocas los desarrollan, impidiéndoles llegar a ser las personas extraordinarias que pudieran ser. Eso es lo que marca la diferencia… El poder sacar todo el potencial que tienen les convertiría en personas con capacidades excepcionales y algunas carencias. Al no reforzar esas competencias, las personas optan por reforzar esas insuficiencias, convirtiéndose en personas con talentos mediocres pero con pocas incapacidades. ¿Cabeza de león con cuerpo de ratón? ¿O viceversa?

Como dice el experto en gerencia y comportamiento organizacional, Charles Handy: “Nadie puede ser experto en todo; el secreto consiste en hacer más de lo que uno hace mejor, pero eso requiere conocer cada función y ser sincero con uno mismo.”

¿Por qué hay gente que es feliz a pesar de tener el peor trabajo del mundo?

Las evaluaciones del talento de TTI Success Insights permiten medir hasta 5 dimensiones del talento y ofrecen una información objetiva, clara y completa sobre los puntos fuertes, áreas de mejora, estilos de comportamientos, motivadores, inteligencia emocional, competencias e inclusive, un plan de desarrollo ajustado a las necesidades de cada persona.

De acuerdo a los datos expuestos por Belén Varela en la jornada “Gestión para la Excelencia Empresarial” celebrada 27 de mayo en el IFA, “se está desperdiciando el 60% del Talento en las organizaciones”.

Hoy más que nunca las empresas deben lograr aprovechar al máximo el talento de sus trabajadores para traducirlo en rentabilidad para la empresa y estabilidad y satisfacción para los empleados.

Cuando el talento se gestiona correctamente dentro de las organizaciones, se logra un incremento de la satisfacción laboral de más de un 40%, lo que se traduce en un aumento de la productividad de hasta un 20%. En fin, se logra ser feliz a pesar del trabajo, o mejor dicho, se es feliz gracias a él. El peor trabajo del mundo no existe. Lo que si existe es la persona equivocada en el puesto de trabajo no adecuado para ella.

Escrito por:
Ruth Lehmann V.
TTI Success Insights España

Certifícate